91 658 40 86 Lunes a Viernes de 10 a 14h / 17 a 20:30h. Sábado de 10:30 a 14h.

precios
Los mejores
precios
calidad
Máxima
calidad
Compra
segura
Pago
a medida
Picture 14128

Colchones de cuna, ¿cuál es el mejor?

Colchones de cuna o para bebes. No es lo mismo comprar un colchón para el cuerpo delicado de un bebe que para un niño mayor.

Colchones para bebes no es lo mismo comprar un colchón para el cuerpo delicado de un bebe que para un niño mayor, cuyo peso y talla exigen distintas condiciones de firmeza.Dormir es fundamental el para el crecimiento y desarrollo del bebe, pasan 12 horas durmiendo en el transcurso del primer año de vida.  El sueño es imprescindible para la buena salud de los más pequeños. Lo necesitan para recuperar fuerzas, para asimilar lo que han aprendido durante el día, pero también tiene mucho que ver con el crecimiento de los niños.Durante el sueño aumenta la secreción de la hormona del crecimiento.
Esto sucede en la fase No-REM de sueño, es decir durante el periodo de sueño profundo cuando la glándula hipófisis anterior sintetiza la hormona de crecimiento GH (Growth Hormone), también conocida como hormona somatotrópica.
El pico de liberación máximo de la hormona se produce en promedio entre una y dos horas después del inicio del sueño.Hay investigaciones que sitúan el período de mayor actividad de la hormona entre la medianoche y las 4 de la madrugada, en la fase más profunda del sueño del niño. También puede liberarse la hormona durante la siesta, en el período de fase no-Rem, aunque éstas sean más cortas.
Lo recomendable es establecer una rutina de sueño regular, asegurarse que duerman las horas que necesitan para estar descansados según su edad y procurar un ambiente de sueño relajante. Hacerles dormir más horas de las necesarias no sirve de nada pues cada cual duerme lo que necesita, ni más ni menos.Si bien es cierto que la hormona de crecimiento se libera en niveles máximos durante el sueño, también lo hace de manera pulsativa (como si fueran pequeños chorros), y en menor cantidad, en intervalos de 3 a 5 horas a lo largo del día.
Por supuesto, hay muchos otros factores que influyen en el crecimiento de los niños que están relacionados con una buena alimentación, la práctica de ejercicio de forma regular y los hábitos de vida saludable.Además es fundamental elegir un  buen colchón de cuna porque los bebes nacen con la columna vertebral en forma de C a causa de las dimensiones del vientre materno. Además la postura natural que tienes los bebe s en forma de “ranita” con las piernas dobladas al estar tumbados horizontalmente no favorece la correcta posición de la columna.
Por tanto el mejor colchón de cuna, ha de mantener una firmeza idónea para permitir  el correcto desarrollo de la columna vertebral. Pero a la vez ha de tener un punto de confort para que se adapte bien al bebe y favorezca que se encuentre relajado y cómodo.Así analizamos los distintos tipos de colchones:
– Goma espuma: Son los de peor calidad, ofrecen un escaso soporte.
– Muelles: Presenta una buena firmeza  y transpirabilidad. Al llevar los muelles, se crean canales de aireación que favorecen su ventilación. Un buen colchón de muelles ha de venir reforzado con planchas de confort.
– Látex: Éste tipo de colchones está en desuso a nivel infantil  porque desprenden calor y pueden resultar alérgicos a éste material.
– Fibra de coco: Absorben la humedad correctamente pero su uso va decreciendo porque es excesivamente rígido y por su composición puede albergar ácaros y bacterias.
– Viscoelastica: Una buena opción siempre y cuando sea de viscoelastica transpirable ,e incorpore poro abierto con malla 3D para maximizar su ventilación.
Y para terminar, varios consejos:Primero, el colchón ha de quedar unos 2 cms de distancia con los barrotes de la cuna, lo suficiente como para poder meter las sábanas pero  evitando peligro al bebe.Segundo, tener en cuenta las medidas, las que se venden en España son 60×120 y para maxicunas las medidas de 70×140 y 80×130. Si compras otro tipo de medida, no encontrarás fácilmente ropa de cama, almohadas, etc que se ajusten.Los colchones suelen ser de 2-3 cms menos que las medidas anteriormente descritas, precisamente para dejar suficientemente grande como para meter la mano y hacer la cama cómodamente, pero no tan grande como para que pueda ocasionar un peligro al bebé.Otro consejo importante es recomendarte utilizar  fundas o cubrecolchones impermeables y transpirables, de algodón que dejan pasar el aire pero el liquido no. Lo comercializan  distintos fabricantes en el sector  y son  ideales para mantenerlo higiénico y evitar la acumulación de polvo, orina o leche en el colchón.

Comparte esta entrada

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

Deja un comentario

Ultimas entradas

Compartir en redes

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Contáctanos

[contact-form-7 404 "No encontrado"]