91 658 40 86 Lunes a Viernes de 10 a 14h / 17 a 20:00h. Sábado de 10:00 a 14h.

precios
Los mejores
precios
calidad
Máxima
calidad
Compra
segura
Pago
a medida
Almohadas muy suaves

Almohadas suaves, ¿sí o no?

¿Cuándo cambiar la almohada?

En Camapolis, disponemos de un amplio catálogo de almohadas, desde almohadas de alta firmeza hasta almohadas suaves. Hay una serie de cuestiones que nos indican que debemos cambiar de almohada.

Primero, el material del que está fabricada la almohada va a ser clave en su durabilidad. Por ejemplo, por cuestiones de higiene, las de fibra o pluma pueden durar cinco años, pues, por lo general, suelen perder dureza y altura. Mientras tanto, con las de materiales espumosos podemos superar los diez años de uso.

Por otra parte, si cambias de colchón, sería recomendable que cambiaras también de almohada, al igual que si hay un cambio de rutinas o de posición al dormir. ¡Muy importante! Si notas alguna molestia en el tercio superior de la espalda, esa es la mayor señal de que debes cambiar de almohada.

¿Cómo elegir la almohada perfecta?

A la hora de escoger la almohada idónea para ti, hay una serie de cuestiones a las que debes prestar atención. A continuación, te las enumeramos:

Según la postura de dormir

La pose en la que dormimos debería ser una de las primeras pautas a considerar para elegir la almohada más apropiada.

  • Bocarriba. Se aconseja una almohada de una altura de 10 a 13 centímetros, dureza media, y de una longitud que deberá superar la del ancho de los hombros.
  • De lado. Se recomienda una almohada más alta, de 15 centímetros y con cierta dureza para que la cabeza permanezca alineada con el hombro.
  • Bocabajo. En este caso es mejor optar almohada de una altura de entre 8 y 10 centímetros, de escaso grosor y poca consistencia.

Según el material

La almohada es una pieza clave en el descanso, y existen materiales para todos los gustos y preferencias:

  • Pluma y plumón. Las almohadas con ese relleno son blandas y se deforman, pero vuelven rápido al punto de partida. No sujetan bien el cuello. Este tipo de cojín está pensado para los que duermen bocabajo.
  • Látex. Este tipo de almohada asegura una buena sujeción de la cabeza, lo que la hace óptima para quien duerme de lado o para personas corpulentas.
  • Fibra sintética. Son almohadas blandas, muy adecuadas para personas muy delgadas, para niños y quienes no presentan problemas de alergia.
  • Espuma. Muchas de estas almohadas tienen memory foam, esto es, durante unos segundos mantiene la forma de cabeza y cuello aunque cambie de postura. Ideales para los que duermen de lado.

Echa un vistazo a nuestras almohadas suaves

¿Duermes mal? ¿Te cuesta conciliar el sueño? ¿Has pensado que a lo mejor el problema está en tu almohada? La calidad de un buen descanso depende de varios factores, entre ellos dónde reposas tu cabeza al dormir. Tal vez cuando aciertes con la almohada que mejor se adapta a tus necesidades, podrás dormir del tirón.

En Camapolis, te aconsejamos sobre la mejor almohada para que duermas como un lirón. Echa un vistazo a nuestra selección de almohadas suaves y coméntanos si no encuentras la indicada.

Comparte esta entrada

Deja un comentario