91 658 40 86 Lunes a Viernes de 10 a 14h / 17 a 20:30h. Sábado de 10:30 a 14h.

precios
Los mejores
precios
calidad
Máxima
calidad
Compra
segura
Pago
a medida
Cambias de colchón ¿Y la base?

Cambias de colchón ¿Y la base?

Tan importante como elegir un buen colchón es elegir una base adecuada para el descanso. No sirve de nada cambiar de colchón si la base no está en perfectas condiciones, aunque la base esté aparentemente bien con el paso de los años no servirá de apoyo adecuado para el nuevo colchón...

Tan importante como elegir un buen colchón es elegir una base adecuada para el descanso. No sirve de nada cambiar de colchón si la base no está en perfectas condiciones, aunque la base esté aparentemente bien con el paso de los años no servirá de apoyo adecuado para el nuevo colchón…
La mejor forma  de comprobarlo es colocarla verticalmente y observar si presenta hundimiento. Si está deformada el colchón cogerá la forma de la base y su vida útil se reducirá.
Al igual que en los canapés, tenemos que quitar el colchón, subir la tapa y ver si ésta presenta alguna curvatura.
En el caso de los somieres de lamas ocurre lo mismo, observaremos si le falta alguna lama y posteriormente  confirmaremos al ponerlo en posición vertical que se encuentra recto.
Si al final, nuestra base no está en perfecto estado, tenemos que pensar en cambiarla, para ello tenemos varias opciones:
Bases Tapizadas: Es recomendable que la estructura sea de tablero de madera de 0,9mm para que aguante el peso. Asegurarnos que no es cartón prensado que se utiliza mucho en las bases tapizadas para abaratar costes. Simplemente dar unos golpes en el tablero para determinar el material.
Las de cartón tienen menos durabilidad, con la humedad y el peso se deforman más rápidamente.
Por otro lado es recomendable que incorporen perforaciones en el tablero para aumentar la transpiración del colchón y disipar la humedad.
Otro aspecto importante es el número de barras de tubo de acero que incorpore la estructura, también se puede tocar por la parte de atrás, donde está el fondillo  de la tela. Lo recomendable sería que la base esté formada  con 5 barras de acero transversales para darle mayor consistencia, aún así en el mercado se pueden encontrar bases con sólo  dos o tres barras.
Además es conveniente que incorpore 6 patas de acero cilíndricas para lograr una mayor sujeción y evitar que oscile.
El tapizado es otro aspecto a tener en cuenta, podemos encontrar tapizadas en microfibra que son las más económicas pero están prácticamente en desuso porque se quedan  los pelos y pelusas pegados a éste tejido (y más si tenéis mascotas). Las más utilizadas son las que llevan en el tapizado una malla 3D  o las más transpirables  y fuertes que se fabrican en la actualidad son las que van tapizadas con una gruesa malla Air Space de 10mms. Este tipo de malla ofrece una extraordinaria ventilación, no se aplasta con el peso (1m3 soporta hasta 3.000 kgs), creando una cámara de aire entre la  base y el colchón.
Este tipo de base es idónea para todo tipo de colchones, incluso para colchones de látex, ya que la transpiración es mayor que incluso en un somier de lamas.
Hablaremos de los somieres de lamas en el siguiente artículo.

Comparte esta entrada

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

Deja un comentario

Ultimas entradas

Compartir en redes

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Contáctanos

[contact-form-7 404 "No encontrado"]